Taller de Crecimiento Personal

Taller Psico Espiritual

Facebook TCP Argentina

 

En el “Taller Psico Espiritual” ofrecemos herramientas y destrezas para integrar nuestra dimensión humana con nuestra experiencia de la Espíritu.  Se propone recorrer un camino en tres etapas: el TCP (taller de crecimiento personal), el Taller de Discernimiento y los Ejercicios Espirituales Tecepeanos.

  1. El TCP me brinda un mapa de mi psicología, compuesto por “las dos caras del corazón”, la herida y el manantial.  
  2. El Taller de Discernimiento me orienta para descubrir, en el mismo mapa, las invitaciones de la Espíritu y las trampas del mal, según las orientaciones de Ignacio de Loyola. 
  3. En los Ejercicios Espirituales se nos propone abrirnos a la experiencia del Dios que habita en lo más íntimo de mi intimidad, y desde allí escuchar la invitación a la tarea del Reino, aquello que atrapó y apasionó a Jesús de Nazaret.

Una clave importante para nosotros es integrar y armonizar los tres elementos del trípode en el cual se apoya este método de trabajo:  levantar a la persona para que se disponga a acoger a Dios, lo sepa discernir y se comprometa con el trabajo de la justicia que brota de la fe.  Todo el trabajo realizado y la revisión de él, está enfocado, indefectiblemente a desarrollar, proyectar y evaluar estos tres ejes.

Notas importantes:

  • Recomendamos transitar las tres instancias en el orden que se propone.
  • Quienes ya realizaron el TCP en otros tiempos y lugares, pueden inscribirse directamente en cualquiera de las dos instancias siguientes

¿Qué es el TCP?

El Taller de Crecimiento Personal (TCP) es una experiencia que propicia un reconocimiento del proceso vulnerado (la herida), y el pozo de la positividad (el manantial).  Como en todo taller, aprendemos a usar herramientas que me capaciten y ayuden a limpiar mi herida y potenciar mi manantial.  Seguimos el libro del jesuita guatemalteco Carlos Cabarrús, “Crecer bebiendo del propio pozo” (DDB, 10ª edición, Madrid, 2008). La metodología empleada es la formación teórica, la reflexión personal, el trabajo en grupos y la convivencia, además del acompañamiento del equipo.

La principal motivación del Equipo TCP Argentina es que cada persona descubra en lo más profundo suyo el enorme caudal de vida que posee, y encuentre que en ese manantial siempre ha estado el Dios verdadero, “el Agua Viva”, la imagen del Dios que Jesús nos regaló casi incesantemente, un Dios que es quien me sana, me potencia y me invita a hacer también “redención del género humano” y de la tierra, a trabajar denodadamente por su proyecto neurálgico: su REINO.

Éste es el camino que lleva a desarrollar plenamente la dimensión humana: limpiar la herida desde el propio manantial, para pasar a la plenificación de la existencia que consiste en la capacidad de crear el amor y las condiciones del mismo.  Por esto, el compromiso con el crecimiento personal es un proceso continuo que sólo es posible si se nutre con el agua del propio pozo, el agua que nace del manantial interior, el Dios “más íntimo que mi propia intimidad”.

Taller de Discernimiento

Un breve recorrido por el Discernimiento Ignaciano, según las indicaciones del libro del P. Carlos Cabarrús, SJ, “La Danza de los Íntimos Deseos” (DDB, 2006).  En su introducción se nos dice que “Ignacio de Loyola inventó una metodología para distinguir, para discernir –decía él- lo que contribuye a la vida personal y comunitaria, y lo que contribuye a generar el mal personal y del mundo.  Es decir, de Ignacio podemos aprender a discernir la vida para descubrir –al evaluar lo que hacemos y al analizar la realidad- qué es todo aquello que contribuye a la vida personal y a la vida comunitaria, y a la vez darnos cuenta de cuál es el modo como contribuimos a generar el mal personal y del mundo.”

Guiados por este material, trabajamos sobre los descubrimientos del TCP en cuanto a los dos rostros del corazón, la herida y el manantial. Buscamos aprender a desmontar la culpa malsana y los fetiches (falsas imágenes de Dios), para introducirnos –teóricamente- en el lenguaje del encuentro con Dios, tratando de aprender a descubrir sus invitaciones.

Ejercicios Espirituales “tecepeanos”

Para quienes han vivido la experiencia del TCP y quieren integrar la fe en su identidad reencontrada, los invitamos a caminar en la dinámica que implica el ‘tríptico psico–histórico–espiritual’: un trabajo personal que hace descubrir el manantial y, en él, el Agua Viva –Dios– lanzándose a la solidaridad, porque cada uno es agua para los demás desde una espiritualidad que me cura porque me comunica el amor incondicional de Dios y me lanza a la historia.  De esta manera, el compromiso es escenario místico porque ahí puedo encontrar el rostro de Jesús.

Por otra parte, el dolor de los que sufren cura mi dolor… Es una dinámica cíclica, en donde lo personal lleva a lo espiritual y esto, al compromiso, pero a la vez, cada uno de estos aspectos se reorienta hacia los otros.

En este marco se inscriben los “Ejercicios Espirituales Tecepeanos” que ofrecemos: una semana de silencio y oración al modo ignaciano, donde pasamos por el cedazo de “la” Espíritu todo lo que descubrimos durante la experiencia del TCP, con acompañamiento diario personalizado.

 

Más información: Facebook TCP Argentina